FRANCIA

OPORTUNIDADES DE EXPORTACIÓN

  • En general, las oportunidades de exportación de frutas y hortalizas al mercado francés se concentran en frutas tropicales frescas y procesadas, en frutas exóticas y en frutas ecológicas tropicales, con altos niveles de consumo como el banano, el melón, la piña, el mango, etc. Las hortalizas, en las que Colombia podría competir en época de baja producción interna son la alcachofa, la berenjena y el espárrago, que presentan como mayor amenaza, la competencia de los países de Europa del Este.

  • Las preferencias arancelarias y los fuertes nexos con las excolonias africanas e incluso con las ubicadas en el Caribe a través del Pacto de Lomé, hoy Acuerdo de Cotonú, dificultan la participación en los mercados de muchos productos, especialmente de los tropicales.

  • Entre las frutas específicas con las importaciones más significativas en volumen y crecimiento están: el melón, la fresa y la piña, las que se pueden definir como altamente atractivas. Con excepción de la piña, Francia produce internamente estos productos, por lo que las oportunidades estarían en los periodos de baja producción local. Para el melón y la fresa, la ventana de mercado va de noviembre a marzo, aunque en la fresa, en ocasiones, se alarga hasta abril o mayo.

  • En melón, la variedad más demandada es la Cantaloup-Charentais por ser la que se produce internamente y la más familiar para el consumidor francés. Esta variedad es la que recibe los mejores precios en el mercado en épocas de contraestación, frente a otras como la Honeydew y la Galia, exportados principalmente por Brasil e Israel. España provee cerca del 60%, y aunque su participación es alta, los envíos desde fuera de la Unión Europea han aumentado en forma dinámica, superando el crecimiento intracomunitario.

  • Las posibilidades de exportación para el melón deben evaluarse cuidadosamente en función de las facilidades de acceso al mercado y de los costos de producción que tienen los principales participantes en el mercado, así como en la capacidad de ofrecer las variedades y los volúmenes demandados.

  • El mercado de la fresa que se presenta como altamente atractivo tanto en fresco como en congelado, presenta algunas limitaciones. Por una parte, el suministro está concentrado en España y Marruecos, con el 82% del total, mientras que la oferta africana, incluido Egipto, se caracteriza por una estructura de costos bastante baja, gracias a la mano de obra barata y a la creciente utilización del transporte marítimo. Adicionalmente, la ventana para competir es cada vez más reducida por la extensión del periodo de oferta a través del cultivo de variedades tardías y del uso de invernaderos, por parte de Francia y de otros productores del norte de Europa.

  • La piña es, después del banano, la fruta tropical con los mayores volúmenes de importación, los que han venido creciendo dinámicamente. No obstante lo anterior, Costa de Marfil, monopoliza el mercado, con una participación del 83,2%, restándole oportunidades a otros proveedores, con excepción de los países africanos, entre ellos, Camerún y Guinea que han aumentado sus envíos a este país en los últimos años, alcanzando volúmenes anuales de 2.400 toneladas.

  • Costa Rica y República Dominicana que lograron incursionar en el mercado francés de la piña hace algunos años aprovechando la logística de comercialización del banano a la Unión Europea, prácticamente desaparecieron del mercado, producto de la competitividad de los proveedores africanos. La variedad preferida es la cayena lisa, aunque actualmente llega la Queen Victoria de la Isla de Reunión vía aérea, posicionándose como la más costosa. Esta variedad se dirige a nichos o segmentos específicos.

  • Contrario al dinamismo del mercado de la piña en fresco, en el  producto procesado, específicamente en la conserva y el jugo, las importaciones se redujeron a una tasa promedio anual del –2,8% y –2%, respectivamente, entre 1995 y el 2000. Parte de la disminución se debió a la falta de materia prima en 1998 y 1999 cuando los principales países productores se vieron afectados por el fenómeno del niño.

  • Por ser uno de los mayores consumidores de aguacate en la Unión Europea y tener los mayores niveles de importación, Francia es un mercado interesante para este producto. Aunque la variedad preferida tradicionalmente es el Hass, se percibe una disposición del mercado a la aceptación de variedades distintas. La ventana de importación va de junio a mayo, donde la mayor competencia se registra entre octubre y mayo.

  • Las posibilidades de exportar aguacate a este mercado se deben estudiar teniendo en cuenta la aceptación que puedan tener las variedades producidas en el país, las ventanas de mercado adecuadas para ingresar (aquellas donde no hay oferta interna y externa suficiente) y la disponibilidad de producción en las mismas, así como la capacidad de invertir en la introducción y promoción del producto en los canales de distribución.

  • También en mango Francia se destaca como un consumidor e importador representativo dentro de la Unión Europea. Actualmente, Costa de Marfil e Israel suministran el 52% del valor total importado, mientras que Perú y Brasil participan con el 8,7% del mercado. El resto de la oferta se distribuye entre países africanos, principalmente. Las variedades más demandadas son las más populares en el  mercado internacional, como el Haden, Kent, Tommy Atkins, Alphonso, Amelie y Julie, entre otros.

  • Las oportunidades de exportación en mango existen y se pueden ampliar si el mercado continúa evolucionando hacia la comercialización del mango en genérico basándose en la selección que hace el consumidor del producto por su apariencia (color, olor, sabor, etc.). La selección de la ventana de mercado apropiada es fundamental. La sobreoferta y la sensibilidad de los precios hacen que este mercado sea de alto riesgo por lo que la competitividad en costos es determinante.

  • Otros productos tropicales con oportunidades de mercado son: el tamarindo, el marañón, el lichie, el higo (breva), el coco y el plátano, cuyas importaciones por producto superan las 8.000 toneladas, con crecimientos que oscilan entre el 1,4% en el caso del higo y del 10,4% en los de tamarindo, marañón y lichie.

  • Las frutas exóticas, especialmente, el bananito, la uchuva, la pitaya, el tomate de árbol y las pasifloras (granadilla, maracuyá y demás frutas de la pasión), representan un segmento importante de exportación para Colombia que ha ganado experiencia en este mercado. Aunque se trata de pequeños volúmenes de importación, por dirigirse a pequeños nichos de mercado, su crecimiento en los últimos años y el comportamiento positivo de los precios, lo hacen bastante atractivo.

  • En procesados, las conservas de frutas tropicales, solas y en mezclas, y los jugos pueden presentar oportunidades interesantes. Igual ocurre con las frutas tropicales congeladas, las que aumentaron en un 10% promedio anual entre 1995 y el 2000, ubicándose en 1.168 toneladas en el último año.

  • Frente a las tendencias del mercado sobre el cuidado de la salud por parte del consumidor, la línea de ecológicos, especialmente en el segmento de frutas tropicales de mayor consumo como son: el melón, el mango, el banano y la piña entre otros, es de suma importancia en las importaciones frutícolas a este país.

     


    Fuente: Eurostat. Cálculos: Corporación Colombia Internacional

___________________
Nota:

La metodología utilizada para establecer las oportunidades de mercado es la que la Corporación Colombia Internacional ha denominado como “Tamaño y Dinámica del Negocio de Exportación” que consiste en cruzar el tamaño promedio de las importaciones en volumen en los últimos cinco años del respectivo país, para cada fruta, hortaliza y tubérculo, con la respectiva tasa de crecimiento de las importaciones durante el mismo período, estableciendo una gráfica con cuatro cuadrantes, que identifican la posición de atractivo del negocio de exportación para cada producto. En el primer cuadrante (arriba a la derecha) se ubican los productos altamente atractivos (de tamaño y dinámica superiores al promedio), en el segundo cuadrante (arriba a la izquierda) se encuentran los productos promisorios (de tamaño menor al promedio y altas tasas de crecimiento), en el tercer cuadrante (abajo a la izquierda) se localizan los productos de menor interés (tamaño y dinámica menor al promedio) y en el cuarto cuadrante (abajo a la derecha) se identifican los productos potenciales (gran tamaño pero dinámica menor al promedio).